¡Ahorra en tu factura del agua con estos gadgets!

Hoy en día podemos encontrar un montón de inventos para cosas que hace un tiempo no podíamos ni imaginar. Y es que, ya lo dice mi padre: ¡hijo, ya no saben qué inventar!

Pero cuando esos inventos sirven para algo tan bueno como conseguir que la gente se ahorre un dinerito en su factura del agua o se reduzca el duro impacto que causamos en el medio ambiente… ¡Bienvenida seas, tecnología!

Con todo el tema de la gotera pensé lo siguiente: ¿cuantísimos litros de agua se malgastarán en accidentes, averías o simples actos de nuestro día a día? Hice una búsqueda rápida por internet, ¡y la cifra era increíble! En una ducha de 10 minutos llegamos a gastar 200 litros de agua, muchísimos más en el caso de mi hermana Ángela (que cada vez que entra a ducharse tarda en salir del baño una hora…). Todo esto, además, tiene un impacto fatal en el medio ambiente.

Por eso he empezado a recopilar información sobre todos esos objetos que, además de ayudar a controlar el gasto de agua, hacen que el entorno no se vea tan afectado por nuestras acciones diarias. ¡Para mi sorpresa hay mogollón de tecnologías que lo consiguen! Aquí van unas cuantas:

 

BwareIT

Además de actuar como el clásico difusor de agua, este gadget nos permite controlar qué cantidad de agua gastamos en el momento de su uso. A través de su pantalla de LED puedes ver el agua que sale del grifo y su temperatura. Estos datos quedan reflejados en una app para que hagas un seguimiento completo del agua que usas durante un periodo concreto. ¡Súper sencillo!

Waterpebble

Puede que algunas personas se echen para atrás si tienen que hacer una instalación complicada en su ducha, pero con esta ‘piedra’ (así la llaman en internet) ¡les va a parecer muy sencillo! Y es que Waterpebble es un aparato ecológico que se coloca en el suelo de la ducha, y mide el agua que cae la primera vez que es usado (así como el tiempo). En las duchas sucesivas sigue midiendo el agua y tiempo consumidos, y nos muestra a través de luces si estamos gastando más, menos, o nos mantenemos en un consumo equilibrado.

Nebia

A lo mejor esta es la más complicada de instalar, ya que implica modificar toda la ducha, ¡pero es la que más resultados promete! Y es que Nebia fracciona el agua en millones de gotitas que cubren tanto (o más) que una ducha convencional. Echa un vistazo al vídeo, porque no tiene desperdicio… ¡Yo ya estoy intentando convencer a papá de que la instale!

 

Hydrao

Parecido a Nebia, pero con una instalación menos aparatosa. Es un cabezal de ducha de fácil conexión que nos indica, también mediante colores, si estamos gastando más de la cuenta: si tu agua es verde o azul, significa que estás gastando el agua necesaria, mientras que si sale de color rojo estarás gastando agua innecesariamente. Muy útil y visual, ¿verdad?

Oasys

Otro sensor que, después de instalarse dentro del tubo, nos permite entender de qué manera usamos el agua dentro de casa. También se controla mediante una app y un aparato que se coloca en cualquier pared de la casa (como si fuera un termostato). ¿El inconveniente? Es muy caro y no compensa el ahorro de agua… Actualmente se encuentran en fase de desarrollo para reducir ese coste.

Como ves, ¡existen muchas formas de ahorrar en nuestro consumo habitual del agua! ¿Cuál de estas opciones te parece más interesante? ¿Utilizas algún truco ‘analógico’ para evitar gastar más agua de la cuenta? ¡Compártelo en los comentarios!

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.