Recetas fresquísimas sin encender el fuego

Yo no sé vosotros. Pero a mí, cocinar en verano, me da una pereza que no os podéis imaginar. Y eso que me gusta la cocina, ¡pero es pensar en la vitrocerámica encendida, la campana extractora a todo trapo y el aceite chisporroteando en la sartén y me da algo!

Por eso voy tirando de recetas sencillas que, con ingredientes frescos y un poquito de gracia a la hora de presentarlos, ¡quedan divinamente! Aquí tenéis unas cuantas ideas para esos días que no os apetezca poneros a los mandos de los fogones.

 

Tartar de salmón y aguacate

Es una receta sencillísima que te va a llevar tan solo unos 15 minutos prepararla. ¡Olvídate de hornos y sartenes!

Los ingredientes para 6 personas (incluyendo a Mery) son: 500 gr de salmón fresco y 150 gr del ahumado, 4 aguacates maduritos, 50 gr de pepinillos y otros 50 de alcaparras, limón, aceite de oliva, salsa Perrins (o en su defecto, salsa de soja), mostaza a la antigua, cilantro picado, sal y pimienta negra. Puedes echarle también un poquito de tabasco, a Martín y a Nacho les chifla. Y comenzamos:

Primero pícalo todo: el salmón fresco, el ahumado, los pepinillos y el aguacate. En trocitos pequeños. Mézclalos en un bol y añádele las alcaparras y el cilantro. Remueve y reserva en la nevera, que vamos a por la salsa.

Para el aliño: mezcla aceite, dos cucharadas de limón exprimido, mostaza, salsa Perrins, un pelín de tabasco y salpiméntalo todo. Las cantidades van un poco al gusto, ve probando hasta que encuentres el sabor que te encaje.

Ahora viene la parte divertida. Nacho siempre me ayuda con esto. Agita bien el aliño y mézclalo con el salmón y el aguacate. Si no tienes un molde, coge un vaso de base ancha y mete la mezcla en él. Dale la vuelta sobre un plato (como si estuvieras haciendo un castillo de arena en la playa) y ya lo tienes. ¡Delicioso tartar de salmón y aguacate para comer o cenar!

Tartar de salmón y aguacate. Imagen de ‘El Comidista’.

 

Lasaña fría

Vale, y ahora me diréis ‘pero Conchi, para la lasaña hay que encender la vitro, eso es trampa’. Bueno, podéis encender la vitro o comprar pasta de la que se ablanda en agua caliente, como prefiráis. ¡Yo uso de esta última y queda fenomenal!

Los ingredientes serán: 12 placas de lasaña, 2 o 3 tres tomates grandes maduritos, un calabacín, 150 gr de queso mozzarella o roquefort (el que más te guste), 50 gr de parmesano, albahaca fresca, limón, vinagre, aceite de oliva y sal.

Veréis qué fácil: primero vamos a marinar el calabacín. Una compañera de las clases de yoga me enseñó este truquito y, la verdad, le da un toque riquísimo. Lo cortamos en tiras muy finas (puedes ayudarte con un pelador) y lo empapamos bien en el jugo de un limón exprimido, aceite y sal. Lo dejamos ahí un ratito mientras seguimos con la receta.

Mezclamos albahaca picadita con vinagre y aceite. Le añadimos el parmesano y una pizca de sal. Lo reservamos. Ahora cortamos los tomates en rodajas tan finas como podamos. Después, desmontamos el roquefort y le añadimos aceite de oliva y un poquito de sal.

Una vez tengamos las láminas de lasaña al punto, vamos a montarlo todo. Colocamos 4 al fondo del recipiente, y untamos encima buena parte del roquefort. Ponemos el calabacín en tiras, los tomates en rodajas y echamos por encima la salsa de albahaca y vinagre. Volvemos a colocar otra capa de placas, y repetimos todo de nuevo. Arriba colocaremos otras 4 láminas y le añadiremos un poquito de salsa, si nos ha sobrado. Ya está, ¡lista para servir!

Lasaña fría. Imagen de ‘El Comidista’.

 

Gazpacho de cerezas

Media hora. Eso es lo que vas a tardar en preparar este gazpacho. Y cuando lo pruebes se va a convertir en uno de tus platos de cabecera, ¡ya lo verás! Nosotros lo comemos tanto en verano como cuando llega el fresquito, a los niños les encanta.

Vas a necesitar: medio kilo de cerezas, 4 tomates maduros, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, media cebolla, ajo, agua, vinagre de manzana, aceite de oliva, hierbabuena, sal y orégano.

La parte más engorrosa es quitarle los huesos a las cerezas: ábrelas por la mitad y sepárales el hueso. Después, las añadiremos a un bol en el que habremos picado los tomates, los pimientos, la cebolla y un diente de ajo. Pon también una hojita de hierbabuena y un vaso de agua. Con la batidora, mézclalo todo bien hasta que quede una textura homogénea.

El toque final se lo daremos con el aceite, el vinagre, la sal y el orégano. Añadiremos todos estos ingredientes hasta que lo probemos y esté a nuestro gusto (por ejemplo, a mí me gusta con dos pizquitas de sal). Sírvelo en un bol o plato hondo y, ¡a comer!

Gazpacho de cerezas. Imagen de ‘Hola’.

 

Como ves, son recetas que no tienen ninguna dificultad, con ingredientes que podemos encontrar en cualquier supermercado. ¿Tú también preparas este tipo de platos en esos días en los que cocinar te parece un horror? Déjamelo en los comentarios, luego Ángela me hará una recopilación de las recetas más interesantes y las añadiré a mi libreta de cocina 😉

Referencias e imágenes:

https://elcomidista.elpais.com

https://www.cocina.es

http://www.hola.com

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.