Vacaciones en casa: ¡Un planazo tras otro!

Madre mía, ¡qué bien me lo pasé cuando nos fuimos de viaje a la playa! Toooodo el día jugando con Mery, viviendo mogollón de aventuras con los amigos de la ‘urba’… ¡Aaay!

La cosa se fastidió un poco cuando volvimos a casa. Un señor había entrado mientras que no estábamos y nos había robado todas las cosas importantes, como la tele y la videoconsola de mi hermano. ¡A Martín casi de la un patatús! Y a mí también…

Después de todo el follón, mamá y papá tuvieron que limpiar y ordenar toda la casa. Yo me aburría un montón, porque muchos de mis amigos del cole aún estaban con sus familias de vacas, y mis hermanos estaban super ocupados haciendo cosas de ‘mayores’ (como hablar por teléfono y por el whatsapp).

Total, que un día me planté delante de mamá y le dije: ¡ASÍ NO PODEMOS SEGUIR! ¡Las vacaciones de verano son para pasárselo tope de bien! Y no sé, por lo que sea coló. Entre todos se pusieron a pensar en todas las cosas guays que podríamos hacer en casa hasta que empezase el cole, ¡y está siendo un pasón! Os cuento todo lo que hemos hecho y vamos a hacer:

 

¡Cocinero por un día!

Uno de los días, hice yo solito la comida. Bueno, me ayudó mamá, pero dice que el mérito es toooodo mío. Me levantó tempranito para ir al súper, ¡a las 11 de la mañana! Cuando llegamos, me dijo “coge lo que tú quieras, hoy vas a hacer tú la comida”. ¡Y así lo hice! Cogí galletas, patatas fritas, chocolate, y helado de vainilla. ¡Menuda comilona nos íbamos a pegar!

Mamá cogió unas cuantas cosas más y nos fuimos a casa. Una vez allí, nos pusimos el delantal, ¡y empezamos! Yo lavaba las zanahorias, ella las cortaba… Vamos, ¡que parecíamos de Masterchef Junior! Me lo pasé muy bien, removiendo los ingredientes y adornando el plato para que estuviese bonito. Total… que así, sin darme cuenta, ¡pase una mañana super entretenida aprendiendo cosas y ayudando a mamá!

 

Manualidades

¡Pues por lo visto estoy hecho un artista! Ya llevamos hechos: un joyero para mamá, una base para el móvil de Ángela, imanes para la nevera… ¡Muchas cosas! Me he  dado cuenta de que me encanta hacer manualidades y que se pasa el tiempo volando cuando las hago. Y si vuestros padres no tienen mucha idea de qué hacer, enseñadles este enlace. ¡No os vais a aburrir!

 

¡Nos vamos de excursión!

Otra cosa que he aprendido estas vacaciones, es que no hace falta irse muy muy lejos para pasar un día ‘diver’ en familia. El domingo pasado visitamos el zoo (vi animales gigantes, como un elefante y un león), ¡y el lunes fuimos al cine a ver la nueva de Spider-Man! Dice papá que este viernes iremos a montar en bici, ¡tengo unas ganas!

¿Ves? Si te lo montas bien y aprovechas el tiempo que te queda de vacaciones, puedes pasar un veranito en casa super entretenido. ¡Échale imaginación! Y disfruta, que el cole está a la vuelta de la esquina… ☹

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.